SÓLO MIEMBROS: 9 % de descuento adicional en casi todo -- days --:--:-- Únete al club

"Hace mucho frío mister..." ¿Y?

Es algo que no se puede evitar. Puede nevar o llover... que no se vea de la niebla que hay.... aunque haya parones de invierno, los entrenamientos han de continuar a toda costa. Ya sabes el viejo dicho: usanza hace maestranza.

asd

El entrenamiento en invierno requiere dos cosas. Una ropa adecuada y un calentamiento apropiado. Así que es mejor dejar el balón en paz hasta que los dedos de los pies y los músculos se aflojen. Lo ideal es empezar con un trote sencillo, añadiendo más y más elementos a lo largo del camino. Manténte en movimiento, no dejes que el frío se apodere de ti. Puedes dejar esto más o menos en manos de los entrenadores, sin embargo, lo que debes llevar puesto te corresponde a ti, y estaremos encantados de ayudarte.

La prioridad número uno es mantenerse caliente y seco. Las modernas capas base te ayudarán a conseguirlo. La primera capa en el departamento inferior puede ser un pantalón corto funcional. Las condiciones ideales para tus piernas las proporcionarán unos pantalones compresivos ligeros y transpirables. Los que cubren las rodillas también son muy, muy importantes. Sobre esta capa puedes ponerte los pantalones cortos, los calcetines o los pantalones de chándal. El mismo tipo de capa base se aplica a la parte superior del cuerpo. Las camisetas funcionales se encargarán del sudor para que estés bien seco en todo momento por mucho que sudes También se adaptan a la forma de tu cuerpo para que tu movimiento no se vea restringido en absoluto. Incluso si llevas un par de ellas al mismo tiempo. La capa superior debe ser una sudadera o una chaqueta, o ambas, dependiendo del frío. Como les gusta decir a nuestras madres: "llévate una rebequita... por si acaso".

asd

Hasta aquí lo básico. Ahora pasemos a los accesorios, que son igual de importantes. Los dedos helados y entumecidos es algo que todos odiamos. Los guantes servirán para ello. Los especiales para jugadores incluyen elementos antideslizantes para los saques de banda. Otra pieza invernal muy popular es un calentador de cuello. Como su nombre indica, mantienen el cuello caliente, pero pueden hacer mucho más. Puedes elegir entre algunos tipos más avanzados que pueden cubrirte desde el cuello hasta las orejas, por lo que incluso tu cara estará como en una manta. También suelen incluir una capa especial para la nariz y la boca, que facilita la respiración, lo que resulta muy útil. 

Por si fuera poco, hay sombreros, gorros y similares. Gran parte del calor corporal puede perderse con la cabeza descubierta. Y lo que es peor, cuando las orejas se enrojecen por el frío... más vale que no te den un balonazo o algún compañero tenga la feliz idea de tirar de ellas. Ouch.

Bien, ahora que estamos bien vestidos, calentados y estirados, creo que es hora de hacer rodar el balón. En los meses de invierno se suelen presentar algunos modelos de invierno realmente bonitos.
¡A por ellos!